CAPACIDAD ESPIRITUAL DE LA MADERA (continuación)

08.09.2014 10:24

EL ALMA ETÉREA

 

"El Hígado aloja el alma etérea o Hun, una forma de "personalidad espiritual", que sobrevive a la muerte. Este concepto es común al confucianismo, budismo y taoísmo.Para los chinos tiene el sentido de un "hilo": ata al Shen (espíritu) al cuerpo físico y a la personalidad que representa el própósito vital del individuo. También se considera que forma parte de nuestra conciencia conectada con el "ren" o benevolencia durante el transcurso de la vida. Después de abandonar el cuerpo al morir, no se disuelve hasta pasadas tres generaciones, pues se nutre del recuerdo de los descendientes. Luego se une al espíritu ancestral del clan o a una deidad cósmica, según las distintas creencias.

 

Este concepto del Hun muestra con claridad el papel esencial del individuo en la relación armoniosa con el grupo, punto central de la comprensión de la Madera. Nuestra existencia espiritual, según esta idea, no es sólo nuestra, se nutre tanto de nuestra "benevolencia" mientras vivimos y de la de los descendientes después de la muerte. Como individuos también formamos parte de una comunidad mayor a nivel espiritual."

continuará

 

del libro "Teoría y práctica del shiatsu" de Carola Beresford-Cooke