CAPACIDAD ESPIRITUAL DEL METAL: EL ALMA CORPÓREA (continuación)

18.02.2015 11:35

"El Metal configura los límites de nuestra vida en la tierra con el primero y el último aliento. Entre la primera inspiración y la última espiración, el cuerpo se ve habitado por el alma corpórea, el Po, regido por el Metal. Ésta es la homóloga del alma etérea o Hun, que pertenece a la Madera y que corresponde a un tipo de "personalidad anímica". Sin embargo, el alma corpórea vuelve a la tierra después de nuestra muerte, de la misma forma que la sustancia física, y representa más bien un tipo de inteligencia corporal instintiva. La capacidad innata para responder al medio ambiente y, por encima de todo, la capacidad para intercambiar Ki con el universo a través de la respiración son un don del Po. El sentido del olfato y el sentido del tacto, que contactan el Metal a través de la piel, son ejemplos de la forma en que el Po siente las experiencias; experiencias que no son verbales ni conceptuales, pero sí extraordinariamente vívidas y vitales, pues mediante ellas se restablece la conexión de nuestro propio Ki intrínseco con el del universo. Si pensamos en la inmediatez con la que el tacto se comunica con las sensaciones más profundas o en cómo el olor evoca un recuerdo y nos transporta directamente a la realidad de una situación pasada, nos haremos una idea de la forma en que opera el Po".

continuará

 

del libro "Teoría y práctica del shiatsu" de Carola Beresford-Cooke