CLIMA DE LA MADERA: EL VIENTO (continuación)

12.09.2014 18:49

"El viento es la manifestación del tiempo atmosférico que más se parece a la Madera por su fuerza y capacidad para cambiar de dirección. Los árboles responden a la acción del viento; éste agita, deshoja, poda y fortalece los árboles fuertes y derriba a los débiles. Las personas con desequilibrios en la Madera suelen sufrir cuando sopla el viento. El Viento es el influjo climático más dinámico y penetrante y se combina con el Calor y el Frío para "insuflarlos" en el cuerpo, provocando achaques y dolores repentinos, resfriados y otras infecciones agudas. Aquella personas cuyo Ki del Hígado o de la Vesícula Biliar esté desequilibrado son particularmente susceptibles de sufrir los efectos del Viento.

 

El Viento también afecta al humor; la incidencia general de enfermedades depresivas aumenta bruscamente tras un período prolongado de fuertes vientos, y ciertos países europeos poseen sus propios vientos maléficos como el mistral francés, la tramontana italiana y el fön suizo, portadores de enfermedades y malestares.

 

Un desequilibrio en el Hígado o en la Vesícula Biliar también favorece una enfermedad conocida como Viento Interno, que genera síntomas que se desplazan de forma confusa, que aparecen y desaperecen y cambian sin avisar. El Viento Interno también provoca temblores, espasmos o tics que se manifiestan al igual que las hojas y ramas de los árboles se agitan por la acción del viento. Los casos graves de Viento Interno provocan "Ataques de Viento", que en Occidente se llaman ataques a secas y provocan la pérdida de conocimiento, parálisis u otras complicaciones."

 

 

PERÍODO DEL DÍA DE LA MADERA: DE LAS 11 DE LA NOCHE A LAS 3 DE LA MAÑANA

"Aunque la Madera determina la forma en que encaramos el nuevo día, las horas específicas de los meridianos del Hígado y de la Vesícula Biliar según el Reloj Chino, son de las 11 de la noche hasta la 1 de la madrugada y de la 1 hasta las 3 respectivamente. La importancia diagnóstica se manifiesta a menudo en un aumento de la energía, por lo que las personas con disarmonías en la Madera se desvelan durante esas horas. Esta tendencia a estar despierto hasta altas horas de la noche, combinado con el malestar por la mañana, suele llevar a pensar que se es una "persona nocturna" y se lleva una vida adaptada a estas preferencias."

 

del libro "Teoría y práctica del shiatsu" de Carola Beresford-Cooke