EL PROPÓSITO DE LA MEDICINA

12.08.2014 15:22

"Cuando se lleva una vida sana y natural, no hay necesidad de ninguna medicina, excepto en casos de emergencia. La historia nos enseña que las circunstancias de la medicina a menudo reflejan la condición social de la época. En tiempos de guerras y caos social, las epidemias eran frecuentes y se imponía la necesidad de la medicina. Los tratados clásicos afirman que el hecho de necesitar una medicina ya es una indicación de que se vive de modo anormal y sin respetar las leyes de la naturaleza. Para curar de verdad hay que remontarse a la causa. Por ejemplo, el desarrollo de avanzadas técnicas médicas para tratar a los soldados heridos no significa nada si no se intenta evitar las guerras."

 

"La medicina desarrollada para evitar las enfermedades provocadas por la contaminación ambiental no puede considerarse como un adelanto, a menos que se elimine aquélla. MIentras la medicina siga estando centrada en la curación de los síntomas de transtornos provocados por nuestro desorden social y tecnológico, sólo será una contribución a esa condición social de vida anómalos."

 

LA MEDICINA PREVENTIVA:

 

"La medicina preventiva occidental consiste en el diagnóstico prematuro de las infecciones y enfermedades y en la aplicación inmediata de un tratamiento; en la consecución de cuerpos sanos y en revisiones periódicas. Pero ¿es esto realmente preventivo?"

"Las directrices generales para impedir que las enfermedades lleguen a proporciones epidémicas involucran al gran público, pero no ponen énfasis en la responsabilidad del individuo hacia su propia salud. Además, tanto en la medicina preventiva como en toda la medicina en general, las enfermedades se tratan como conjuntos de síntomas establecidos, válidos para todos."

 

"En medicina oriental no se busca una dolencia específica sino que se intenta descubrir el fenómeno dañino que se da en un individuo. Se ve al paciente en función de su cuerpo, distinto de todos los demás, y tomamos en consideración su constitución básica. Intentamos averiguar por qué se desarrolló la enfermedad y trabajamos a partir de ahí, en vez de buscar una cura instantánea."

 

"Hoy en día hay muchísima gente que está a medio camino entre la salud y la enfermedad. Podríamos llamarlos "sanos a medias". También podríamos llamarlos "casi enfermos". No hay forma de ayudarlos hasta que no enfermen en el sentido occidental. Con la medicina oriental se puede empezar a tratar inmediatamente a esa gente medio sana, incluso antes de identificar la enfermedad, e incluso, mientras se espera el diagnóstico definitivo."

 

"En la India se dice que la medicina ayurvédica es muy similar a la medicina oriental tal y como se la practica en Japón; es decir que se diagnostica el fenómeno que ocurre en el paciente en vez de buscar una enfermedad en concreto. Resumiendo, se trata el fenómeno, no la dolencia. Tan pronto como aparece un transtorno o un fenómeno anómalo, ya se puede administrar un tratamiento eficaz antes de que aquéllos se transformen en una enfermedad específica que pueda catalogarse. Lograr que el individuo tome conciencia de su propia constitución y sea sensible a su propio cuerpo cuando algo "va mal" puede ayudar mucho a la hora de mantener la verdadera salud."

 

"Cuanto más blanco es el papel, más se ve la mancha; cuanto más sano se está, más sensible se es a las molestias. Guiar a la gente hacia la salud, incorporando a su vida diaria los cuidados y descanso adecuados, es la verdadera medicina preventiva."

 
 
del Libro "Cómo equilibrar el yin y el yang para mejorar la salud", de Shizuto Masunaga y Wataru Ohashi