EMOCIÓN DE LA MADERA: LA RABIA (continuación)

10.09.2014 11:22

"Dada la naturaleza básicamente benevolente de la Madera ¿por qué es la rabia su emoción característica? En parte se debe a la fuerza de la energía, tal y como sucede con la brizna de hierba que atraviesa el asfalto. La urgencia de la vida y la automanifestación es tan fuerte que no puede soportar obstrucción alguna. En una cultura ideal, esta urgencia estaría equilibrada por el interés dado a la cualidad complementaria de la Madera representada por la coexistencia pacífica. Sin embargo, suele resultar reprimida por lo general en la infancia por las figuras autoritarias que nos rodean. En estas circunstancias, la rabia es una forma de pedir ser escuchado.

 

Es el equilibrio entre la fuerza de la energía de la Madera y la fuerza de la represión el que determina la forma cómo se manifiesta la rabia y también la dirección del flujo de Ki que la acompaña. Si la urgencia de vivir y manifestarse es poderosa, el Ki se abre paso hacia arriba, como la brizna de hierba a través del asfalto, con el impulso adicional de la rabia. El Nei Jing establece que "la rabia en exceso provoca la ascensión del Qi" (Nei Jing Su Wen,cap 39, pág 221). Si se trata de nuestro modo habitual de expresión, manifestamos la rabia abiertamente describiendo la situación como "un pequeño estallido" o mal humor. El movimiento ascendente del Ki que acompaña a esta tendencia puede provocar dolores de cabeza fuertes, problemas oculares, enrojecimiento de la cara, hipertensión y las consiguientes complicaciones que acarrean.

 

Si la fuerza de la represión es más poderosa que el deseo de crecer, la rabia no se manifiesta abiertamente; si el asfalto es demasiado grueso, la brizna de hierba debe dirigir la energía horizontalmente o sobre sí misma en busca de su manifestación, aunque se debilite por no obtener luz y aire. De forma parecida, el movimiento del Ki por el cuerpo humano a menudo se enlentece y forma bloqueos horizontales, sobretodo en áreas en las que la estructura del cuerpo es por principio horizontal, por ejemplo, la garganta, el diafragma y la base de la pelvis. Aquí es donde se manifiestan los síntomas asociados con la represión de la rabia, vinculada según la medicina oriental con el Hígado y la Vesícula Biliar. Los casos de rabia reprimida son muy frecuentes en nuestra sociedad, sobretodo entre las mujeres que por costumbre han sido educadas para suprimir su natural enérgico; la rabia encerrada suele volverse contra uno mismo y deviene en depresión.

 

Cuando se anima a que una persona sea ella misma, no suele haber casos de rabia ni depresión, sino que las cualidades positivas de la Madera -la creatividad y la coexistencia en armonía- funcionan de la mejor manera posible." 

continuará

 

del libro "Teoría y práctica del shiatsu" de Carola Beresford-Cooke