ESTACIÓN DE LA MADERA: LA PRIMAVERA (continuación)

11.09.2014 17:39

"La primavera es la estación en que la fuerza de la Madera se aprecia mejor. Hay un momento concreto en que las semilla brotan de la tierra a un ritmo visible, un momento en que la rapidez de los cambios produce una sensación de desorientación. La primavera es la época de renacimiento después de la inactividad del invierno; comienzan nuevos ciclos de crecimiento y la adaptabilidad y motivación experimentan nuevos desafíos. Para aquellos cuya individualidad haya sido suprimida y se sientan como "árboles caídos", la savia nueva puede resultarles excesiva. La primavera es un período revitalizante para muchas personas, pero para aquellas que tengan un desequilibrio de Ki en el Hígado o en la Vesícula Biliar el período puede intensificar el malestar físico y mental y a menudo surgen síntomas como dolores de cabeza que empeoran en esta época.

 

La Madera se relaciona con todos los momentos de inicio, no sólo con la primavera. Todas las mañanas suponen el comienzo de un nuevo ciclo, por lo que la gente que no se encuentre bien al comenzar la mañana tal vez tenga alguna disarmonía en el Hígado o en la Vesícula Biliar. El poder de "concebir" se adscribe tradicionalmente a la Madera y cualquier cambio importante en la vida, como un cambio de trabajo o una nueva relación, pone a prueba la adaptabilidad. Los hombres tienden a experimentar más este proceso cuando se trata de conseguir una meta; las mujeres también son conscientes de los ciclos hormonales que se producen en el cuerpo; cada ciclo menstrual manifiesta en potencia la capacidad de concebir. La Madera está ligada al ciclo menstrual y también a la menopausia, que es comienzo del fin, la época en que la mujer "concibe" su período de madurez."

continuará

 

del libro "Teoría y práctica del shiatsu" de Carola Beresford-Cooke